Centros Especializados San Vicente Fundación de Rionegro espera más pacientes

Con una inversión de $250 mil millones y 403 empleos directos, los Centros Especializados del San Vicente Fundación, en Rionegro, esperan más pacientes.

18332265En año y medio de servicios, en Centros Especializados, el hospital de San Vicente Fundación en Rionegro, se han atendido a más de 10.000 pacientes. / Foto: Donaldo Zuluaga, elcolombiano.com

“Este es el mejor hospital del mundo”. Lo dice, sin sonar pretencioso, Juan Manuel Sierra Jones, director general de Centros Especializados, el hospital del San Vicente Fundación en Rionegro.

Y no se trata solo de los 250 mil millones de pesos que invirtió la fundación en esta ampliación en el Oriente Antioqueño, una zona que reúne a cerca de 23 municipios y alrededor de 26.000 habitantes “y que en los próximos 30 años crecerá más que el Valle de Aburrá”, agrega Sierra Jones.

Se construyó pensando incluso en futuras ampliaciones, en respetar el medio ambiente (lo que les valió la distinción como el único hospital verde por fuera de Estados Unidos) y en mejorar la atención y tiempo de recuperación de cada paciente, para lograr los altos niveles de calidad que ahora ofrece.

Alta tecnología, alta calidad
Actualmente, los Centros Especializados tienen un total de 60 servicios habilitados, es decir, autorizados por la Secretaría de Salud para ser prestados allí, incluidos los que hacen de este hospital una institución de cuarto nivel de complejidad, donde se pueden realizar las más complejas (valga la redundancia) intervenciones quirúrgicas.

Cirugía cardiovascular, trasplantes de riñón, de hígado, de páncreas, de intestino y combinados son algunos de los procedimientos que se realizan allí.

Hace un par de semanas practicaron en sus quirófanos (13 en total de los que por ahora están en funcionamiento 5), su primer trasplante de intestino, pues el programa de trasplantes de adultos pasó del Hospital Universitario a los Centros Especializados.

El tema de su ubicación hace pensar que la intención es el turismo de salud, sin embargo, son pacientes de la región quienes más lo utilizan.

“Pasé por muchos hospitales del mundo, por los mejores, y vi que allí la atención a pacientes extranjeros era del ocho por ciento, aquí no llegamos ni al uno por ciento”, asegura Sierra Jones, pero confirma que sí es un interés que lleguen pacientes de otros países y que por eso trabajan de la mano del Clúster de Salud de Medellín.

“Pero el interés primordial sigue siendo atender al que más necesidad tiene, como es la misión del San Vicente Fundación”.

Punto de equilibrio
La apuesta de los Centros Especializados es lograr su punto de equilibrio al quinto año de funcionamiento. Va un año y medio de servicio, en el que ha atendido a más de 10.000 pacientes.

“No esperamos un retorno sobre esa inversión, pues nuestra inversión es social”, agrega Sierra Jones. Hoy por hoy, sin embargo, con 80 camas habilitadas, tiene un 90 por ciento de ocupación, pero la posibilidad de aumentarlas si se requieren.

La meta este año era terminar con 113 camas abiertas, pero para junio ya habrán llegado a ese número, calcula. Hacia el futuro, cuando la segunda fase del hospital esté terminada, se llegará a un total de 450 camas.

“Ahora lo que necesitamos es que la gente se apropie de este hospital, que lo sientan suyo, como realmente es”, invita Sierra Jones. Y lo dice porque pese a los beneficios que representa tener toda la tecnología de punta y la capacidad de atención necesaria, no recibe tantos pacientes como podría atender.

“El Sistema General de Seguridad Social en Salud en Colombia está totalmente convulsionado y sí quisiéramos esto, que ya tenemos al servicio, prestando la atención a los pacientes que hoy lo necesitan”.

Cuenta, además, que hay EPS que se resisten a firmar contratos con ellos, para que los pacientes puedan ser atendidos allí, en Rionegro. “No tenemos un solo sobrecosto. Hay tarifas incluso que son más económicas que las tenemos en el San Vicente en Medellín”, apunta.

Una situación a la que se suman las dudas administrativa generadas por el proyecto de ley de reforma a la salud, como lo menciona el director de la Corporación San Vicente Fundación, Julio Ernesto Toro.

“Estamos a puertas de la modificación de la Ley y hay una incertidumbre para los actores del sistema, pero en particular para las EPS, entonces hay cierta lentitud en los procesos de autorizaciones, de trámites y de nuevas contrataciones”.

Y responde a quienes señalan que los problemas se deben a la ubicación del hospital en la zona franca de salud aclarando que los beneficios que reciben por estar allí son para la importación de equipamiento.

“En la prestación del servicio no tiene ninguna incidencia. Los insumos hay que facturarlos al mismo precio y las tarifas para los servicios tanto hospitalarios como ambulatorios son las que se contratan con las EPS, así que ahí no hay ningún impacto para estas”, agrega Toro.

LA ZONA FRANCA DE SALUD, UN BENEFICIO PARA IMPORTAR TECNOLOGÍA

La de los Centros Especializados fue la primera Zona Franca Especial de Servicios de Salud en Colombia. Son en total 93 mil metros cuadrados, de un total de 118.500 que tiene la institución, lo que tienen esta característica.

El beneficio logrado es para disminuir costos en la importación de tecnología y suministros, pero no afecta los costos de la prestación de los servicios de salud. El pasado 15 de marzo se inauguró la segunda Zona Franca de salud del país, en Pasto.

Fuente: El Colombiano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: