“Retornar era mi único anhelo”: Miguel Castaño, habitante de San Carlos

RETORNO SAN CARLOS ANTIOQUIAEl desplazamiento forzado es uno de los dramas que agobió a los habitantes del oriente antioqueño en la época más álgida del conflicto armado en esta zona del País; ahora con proyectos y acompañamiento de instituciones como EPM se han venido propiciando condiciones para el retorno. / Foto: Aló EPM.

El desplazamiento forzado es uno de los dramas que agobió a los habitantes del Oriente antioqueño en la época más álgida del conflicto armado en esta zona del País; por esta razón, día tras día las familias desarraigadas luchan por su supervivencia en lugares ajenos y totalmente desconocidos para ellos. No en todos los casos las familias deciden regresar, pero en el municipio de San Carlos, gracias al apoyo interinstitucional incluyendo a EPM, se han venido propiciando condiciones para el retorno, es el caso de Miguel Ángel Castaño, quien ha regresado después de recorrer con su familia muchos barrios de Medellín.

Ellos están de nuevo en San Carlos, pero en esta oportunidad en la vereda Hortona a 22 kilómetros del casco urbano, Miguel y su familia como muchos más sancarlitanos, hacen parte del programa de retorno liderado por la alianza Medellín-San Carlos.

“Me desplacé de la vereda Santa Elena, de San Carlos, el 7 de diciembre del 2003; estuve una semana en san Luis, de ahí me fui para Medellín, donde estuve dos años, pero era muy duro sobrevivir porque no conocía a nadie, estábamos acostumbrados a vivir del campo, y al ser desplazado me cambió totalmente la vida. En la ciudad todo es muy distinto es muy duro adaptarse a ella” comentó Miguel.

Para sobrevivir en Medellín, esta familia tuvo que acudir a oficios como el reciclaje, por medio del cual encontraron un sustento ante la precaria situación que vivieron en la Ciudad. Así pasaron tres años en los cuales nunca renunciaron al anhelo de regresar a su terruño.

Aunque no fue propiamente a la vereda Santa Elena de donde salieron Miguel y su familia, regresaron a San Carlos, esta vez a la vereda Hortona, donde según comenta él “ya no había gente, todos se habían ido, teníamos mucho temor por las minas, ya que sembraron muchas los grupos armados”.

Pero ahora el panorama es diferente, con el acompañamiento interinstitucional muchas personas han retornado por las nuevas condiciones que brinda San Carlos: es el primer municipio de Colombia en ser declarado libre de sospecha de minas antipersonal y en veredas como Hortona, se ejecutan proyectos productivos que como informa Miguel “con ellos se ha logrado seguridad alimentaria, hoy tenemos caña para sacar la panela, 2000 matas de plátano, 7000 palos de café” con este apoyo, según lo relata Miguel, semanalmente está obteniendo entre 600 y 800 kilos de plátano en época de cosecha y cuando baja la misma entre 20 0 30 kilos.

Por:  Leidy Gómez, corresponsal Aló EPM, municipio de San Carlos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: