Campesinos de Abejorral, Argelia y Sonsón denuncian que supuestos guerrilleros les cobran vacuna por reparación

Labriegos de Abejorral, Sonsón, Argelia, Dabeiba y Mutatá denunciaron que guerrilleros les cobran un porcentaje sobre el monto que les da el Gobierno por la reparación como víctimas.

17914643Algunos campesinos denunciaron a El Colombiano que personas que se identificaron como guerrilleros les pidieron un porcentaje sobre la reparación entregada por el Estado por ser víctimas del conflicto. / Foto: Julio César Herrara, elcolombiano.com.

Juan Jose* siente que su dolor de víctima vuelve a repetirse una y otra vez. Para él es como un ciclo infinito, porque ocho años después de que la guerrilla se llevara a su hijo de 12 años, y desde entonces no saber de él, los subversivos volvieron a su finca en una vereda de Abejorral.

Llegaron de noche y abrieron el portón. Desde el umbral a oscuras lo llamaron por el “mote” y le dijeron que lo necesitaban en cinco minutos en la puerta. —Me vestí lo más rápido que pude porque había llegado de trabajar—. En la penumbra, uno de los tres supuestos guerrilleros le dijeron que sabían que él “recibiría una platica y esperaban una comisión de ese pago para continuar con la causa”.

La exigencia, acompañada por la intimidación de las armas, fue del 10 por ciento sobre el valor que recibiría. “Me dijeron si me llegaban 20 millones, les tenía que dar a ellos, mínimo, dos millones de pesos. Si eso es sin recibirlo, ¿se imagina cómo será cuando tenga el cheque en la mano? Eso no es justo”, dice Juan.

Esta es la razón por la que este labriego, de pelo cano, moreno y de barba despoblada, no se ha acercado a averiguar si el Gobierno ya le dio lo que él considera su platica. “Uno con este dolor y llegar otros a cobrar por el daño que me hicieron, más duele.

También les notificaron

Para llegar a Río Verde de los Montes un campesino avezado puede tardar hasta nueve horas. No hay caminos, y los de herradura son las únicas vías por las que se movilizan los habitantes de esa lejana zona de Sonsón que limita con Argelia, Nariño y el norte de Caldas.

Pero la lejanía no fue impedimento para que hasta la vivienda de la señora Mariela* llegarán varias personas que se identificaron como guerrilleros de las Farc. La encontraron lavando la ropa de sus tres hijos y su esposo. Era lunes, recuerda la mujer.

“Ellos llegaron con una lista. Ahí tenían mi nombre y los de otros de la vereda que fuimos víctimas de alias ‘Karina’ cuando ella mandaba por acá. Ahí decía que me habían entregado 12 millones de pesos y que de esa plata, un millón 200 mil eran de ellos. Yo les dije que no y me dijeron que si no les pagaba ya sabían cómo me cobraban”, dice.

Los supuestos guerrilleros le recordaron que su hija había caído en el 2002 por que al parecer “les colaboraba a los paramilitares y eso es falso”.

Las denuncias sobre el cobro de grupos armados ilegales a los campesinos que recibieron o esperan una indemnización del estado por ser víctimas de la guerrilla o los grupos paramilitares, va más allá de las simples voces de los labriegos afectados.

El Movimiento Ciudadano de Reconciliación por la Paz ha recibido otras denuncias de campesinos habitantes de Dabeiba, Mutatá y Uramita.

“Sabemos que los han citado a reuniones para decirles que les deben dar plata. Muchas veces esas extorsiones son cuando reciben el monto de la reparación”, dice un integrante de este movimiento.

Los argumentos expuestos en las reuniones por los presuntos subversivos a los campesinos, para exigirles que les den un porcentaje por la reparación, “es que ese dinero viene de las ayudas del Imperialismo, de Estado Unidos, y por eso no podemos permitir que esa plata se quede sin una retención para utilizarlo en la causa guerrillera”.

Autoridades lo desconocen

Las denuncias de los campesinos sobre el cobro del porcentaje que al parecer grupos armados ilegales vienen ejerciendo, es desconocida para las autoridades.

Aunque Walter Mario Ortiz, personero de Abejorral, reconoce que ha recibido información de que los guerrilleros pasaron por algunas veredas de ese municipio, manifiesta que no han recibido denuncias de reuniones ni de extorsiones a los campesinos.

“Una cosa es estar acá y otra allá. Sabemos que han pasado grupos armados por Alto Bonito, es una vereda de El Cairo, pero no se han establecido”, cuenta Ortiz.
El Personero asegura que de esa vereda hay pocas reclamaciones para la reparación.

La secretaria de Gobierno de Abejorral, Giseed Martínez, asegura que hasta su despacho tampoco han llegado las denuncias de los campesinos sobre el cobro del porcentaje por su reparación.

“Nuestro municipio está muy tranquilo. No tenemos presencia de ningún grupo armado ilegal en el territorio y eso nos da la certeza de que estamos bien”, dice Martínez.

En Sonsón la situación no es diferente a la planteada en Argelia y Abejorral. El personero de esta localidad, Nelson Fernando Gómez, cuenta que hasta su despacho no se han acercado labriegos para denunciar intimidación o cobros por la guerrilla u otras estructuras delincuenciales.

Asegura Gómez que el problema que se vive en su región es con los tramitadores “que les cobran a los campesinos por hacer el trámite para aspirar a la reparación. Los engañan diciendo que ellos le sacan más rápido la plata al Gobierno y sin tantos papeles”.

Para el coronel José David Vásquez, comandante del batallón mecanizado Juan del Corral, encargado de la seguridad en el Oriente antioqueño, las extorsiones a los campesinos podrían venir de personas que se hacen pasar por integrantes de las Farc.

“Sabemos que en la zona la presencia de la guerrilla esta muy diezmada. Hemos neutralizado a los dos jefes guerrilleros que comandaban el frente 9. También capturamos a una persona que estaba cobrando vacunas y se hacía pasar como integrante de la guerrilla. Eso puede pasar”, comenta el coronel Vásquez.

Este diario intentó conocer la versión de la Unidad para la Atención y la Reparación de las Víctimas y no fue posible establecer contacto.

Juan José se duele del conflicto que azotó su región. Se duele porque no ha podido olvidar a su pequeño, el cual terminó a la fuerza en uno de los campamentos de alias “Karina”, exjefe del frente 47.

A veces sueña con él. Lo ve llegar entre los almendros, jugando con las gallinas a las que les ponía nombre. —Las conocía todas— recuerda.

“¿Por qué entonces vienen a pedirme algo que es solo mío? Ellos me hicieron el daño, ¿y ahora quieren cobrármelo?”, se pregunta el labriego cada vez que baja a la huerta y busca en su memoria los recuerdos de su hijo.

Dice que no quiere plata. Que la felicidad se fue detrás de su pequeño el día en que salió a estudiar, cogió la maleta de la escuela y no volvió a saber de él.

“Ningún dinero me lo va a devolver. Nada en la vida vale más que un hijo”, dice el labriego y se mete entre los árboles a trabajar, con el recuerdo vivo y el deseo intacto del retorno de su hijo, el que se sienta a esperar cada noche, con un cigarrillo en la boca frente al portón a oscuras.

*Nombres cambiados por seguridad

ANTECEDENTES

LA ATENCIÓN BRINDA OTRAS OPORTUNIDADES

Buscando una mayor atención a las víctimas del conflicto armado, la Unidad para la Atención y la Reparación Integral descentralizó sus servicios y creó 18 nuevas sedes administrativas y 86 puntos de atención.

Estas oficinas fueron ubicadas en algunas zonas afectadas aún por el conflicto armado entre las que se tienen Turbo, Tarazá, Cartagena del Chairá, La Montañita, Timbiquí, López de Micay, Tierra Alta, Carmen de Bolívar, El Charco, Barbacoas, Ocaña, Piedecuesta, Barrancabermeja, El Yopal, Codazzi, Aguachica, Quibdó, Buenaventura o Ipiales. Estas sedes atendieron en el 2012 cerca de 1.892.203 personas. La reparación integral ofrece programas de formación profesional, técnica o tecnológica, subsidios de vivienda o acceso a educación pública a las víctimas.

Fuente: El Colombiano.

Anuncios

One Comment to “Campesinos de Abejorral, Argelia y Sonsón denuncian que supuestos guerrilleros les cobran vacuna por reparación”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: