Alias “Karina” rinde cuentas por 74 crímenes cometidos en Sonsón, Argelia y Nariño

Hasta el 31 de octubre, Elda Neyis Mosquera, alias “Karina”, excabecilla del frente 47 de las Farc, rinde versiones libres ante la fiscal 44 de Justicia y Paz por 74 crímenes cometidos en los municipios de Sonsón, Argelia y Nariño, en el Oriente de Antioquia.

A Alias “Karina” se le atribuyen delitos de lesa humanidad al mando del frente 47 de las Farc. Se desmovilizó en mayo de 2008 a 20 kilómetros del municipio de Sonsón. / Foto: elmundo.com

María* espera que Elda Neyis Mosquera, alias “Karina”, confiese en versiones libres ante la Unidad de Justicia y Paz de la Fiscalía el asesinato de su hija, quien fue reclutada el 17 de enero de 2000 por hombres del frente 47 de las Farc cuando apenas tenía 12 años.

Aunque la excomandante ya reconoció ante la justicia el homicidio de la niña, la madre desea saber la fecha del homicidio y la ubicación de la fosa donde la enterraron.

Doce años después del reclutamiento, María* tendrá la oportunidad de conocer la verdad y de preguntarle a alias “Karina” por qué robó, fusiló y desapareció a su hija.

La niña fue reclutada junto con otra joven de 13 años por varios subversivos del grupo guerrillero mientras jugaban en la plaza de Argelia, Oriente de Antioquia.

La madre recuerda que al día siguiente fue hasta el campamento de alias “Karina” en la vereda La Quiebra, para rogarle que le devolviera a su hija, pero la excomandante le respondió: “no insista compañera, no se la voy a largar”.

En agosto de 2002, la madre recibió una nota en la que su hija le decía que estaba bien y que cuidara de sus hermanos. “No volví a saber de ella hasta que en el 2011 un fiscal de Justicia y Paz me dijo que alias “Karina” había reconocido el crimen de mi niña”, recordó.

Al igual que ella, docenas de madres y sobrevivientes al reclutamiento estuvieron en la versión libre de Karina.

La excomandante respondió a varios reclutamientos de mujeres sobrevivientes que afirmaron haber sido abusadas sexualmente; entre ellas, el caso de Luz Ángela, quien en videoconferencia desde Sonsón aseguró que alias “Juan Carlos”, el cuarto al mando del frente 47, la captó en 1998, cuando tenía 13 años.

Alias “Karina” respondió que conoció su caso pero no aceptó el delito de reclutamiento ni el de violencia de género.

Explicó que Luz Ángela se integró al frente 47, y como no cumplió los requisitos, la licenció, es decir que la mandó para la casa.

La víctima confirmó la versión de la exlíder guerrillera, sin embargo aseguró que en el 2001 fue reclutada nuevamente por el mismo comandante. Pero alias “Karina” la contradijo, afirmó que no le cuadran las fechas y que la mujer fue reclutada por el frente noveno, que nada tiene que ver con ella.

Hasta el momento, la desmovilizada ha respondido por  unos diez reclutamientos, de los cuales ha reconocido y confesado solo tres. Ante Justicia y Paz, alias “Karina” tendrá que enfrentar más de cien reclutamientos forzados de menores de edad, múltiples homicidios, masacres, desapariciones forzadas y violencia de género que cometieron sus hombres en los municipios de Argelia, Sonsón y Nariño, en el Oriente de Antioquia.

La diligencia judicial se realiza en el sexto piso del Edificio de la Justicia de Medellín y se extenderá hasta el 31 de octubre.

Confesiones

Alias “Karina”, durante la versión libre ante la Unidad de Justicia y Paz aseguró que las Farc tienen un estatuto que prohíbe el acoso sexual. El guerrillero descubierto en eso era castigado: “no los saco en limpio, pudo haber casos, pero no los conocí”, dijo.

Alias “Karina” confesó que algunos comandantes como Jacobo Arango del frente 5º fueron acusados por las jóvenes porque sino se acostaban con ellos las obligaban a hacer trabajos forzosos, mientras que las que aceptaban recibían privilegios.

“Reconozco que era un mecanismo que se utilizaba en la guerrilla. Aunque no eran sancionados, siempre lo critiqué. En la guerrilla una crítica es peor que una sanción”, precisó.

La desmovilizada confesó que una niña fue fusilada porque era “relajada”, lo que significa en el vocabulario guerrillero que sostenía relaciones sexuales con varios hombres. “Eso las Farc lo veía como la estrategia de una infiltrada”.

También contó que las mujeres eran obligadas a planificar y si quedaban en embarazo tenían que abortar. Aceptó que los guerrilleros eran machistas. “A una mujer promiscua la trataban mal, mientras que a un hombre lo admiraban”.

Fuente: El Mundo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: