Los desechos se convierten en parques infantiles en el Oriente antioqueño

La construcción de parques ecológicos es una estrategia que apunta a la utilización de material reciclable en la producción de parques infantiles. El Oriente antioqueño se ha destacado en esta iniciativa y hasta el momento se han construido 78 parques.
Para la construcción de un parque ecológico con material reciclable se necesita un área de 70 metros cuadrados. Allí se instalan un lisadero, dos columpios, unas escaleras y un pasamanos. / Foto: El Mundo.

Bajo la estrategia “Recuperando sueños”, la Corporación Autónoma Regional Rionegro Nare, Cornare, entregó en días pasados dos de los diez parques ecológicos que tiene presupuestado construir con material reciclable en el casco urbano de El Carmen de Viboral y sus veredas. 

Los primeros en contar con estos nuevos espacios de diversión fueron los habitantes de las veredas El Porvenir y La Represa, territorios en los que jamás esperaron disfrutar de espacios como estos, más cuando se sabe que las sillas, los pasamanos, los columpios y los lisaderos han sido construidos con el desperdicio que ellos mismos recolectaron.

Este proyecto que ya se ha desarrollado en otros municipios del Oriente antioqueño como La Ceja, San Francisco, Nariño, San Rafael, entre otros, es una propuesta con la que se busca vincular desde los más niños hasta los más adultos en la conservación del medio ambiente para finalmente construir parques infantiles con plástico, cartón, papel, vidrio y chatarra procesados.

Hasta el momento son 78 los parques infantiles construidos con este material, entregados por Cornare. El último de ellos fue entregado en San Luis.

Proceso de construcción

Según funcionarios de dicha Corporación, se hizo un trabajo de socialización con los habitantes de El Porvenir y La Represa donde se escucharon sus propuestas y se les explicó todo lo que hay alrededor del reciclaje como: qué es, qué se puede reciclar y la forma como se debe separar el material.

Seguidamente a las personas involucradas en la recolección del material se les fueron entregando unos bonos de intercambio, los cuales tenían un valor de acuerdo con la cantidad de kilos obtenidos. Dichos bonos se fueron acumulando hasta completar el costo total del parque ecológico que podían seleccionar de un catálogo creado por Cornare y la Cooperativa Alborada, esta última encargada del pago del material.

Finalmente todo el material recolectado fue procesado hasta generar un producto compacto adecuado para la construcción de los parques. En total para la construcción de cada uno se necesitaron $4.000.000, de los cuales el 50% fue aportado por Cornare y la otra mitad por la comunidad y la Alcaldía a través del material reciclable.

Fuente: El Mundo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: