Con masiva asistencia a audiencia ambiental, Marinilla expresó oposición a Nopco

La Audiencia ambiental en Cornare hizo visible el rechazo a que se instale allí una planta de productos químicos. Asistieron cerca de 2.800 personas.

Ni las del Túnel de Oriente tuvieron una asistencia tan masiva como la audiencia de ayer en Cornare. / Foto: Robinson Sáenz, El Colombiano.

En una expresión mayoritaria de rechazo, para que la empresa Nopco S.A. se instale en Marinilla, se convirtió la audiencia ambiental celebrada ayer en la sede de Cornare, en El Santuario, que estuvo precedida por una marcha pacífica que congestionó el tráfico vehicular por la vía Medellín-Bogotá.

Nopco Colombiana es una empresa de capital nacional, dedicada a la producción, comercialización y venta de aditivos químicos intermedios que se usan en procesos industriales como fabricación de papel, construcción y textiles, producción de cerveza y azúcar, elaboración de pinturas, cerámicas, entre otros.

La presencia de la comunidad, estimada en 2.800 personas por voceros de Cornare, obligó a realizar el evento fuera del auditorio, en carpas instaladas en los parqueaderos, que fueron insuficientes para todos.

“Aquí no se toma ninguna decisión, recogemos pruebas y argumentos para determinar si se otorga o no la licencia ambiental”, dijo en la apertura el director de la Corporación, Carlos Mario Zuluaga.

En representación de la comunidad, el abogado Julio González Villa consideró que Nopco no se puede asentar allí, porque obtuvo una licencia de construcción diciendo que era una industria de la madera y el papel, y no química, como lo prohibe el POT. ¿Por qué ni Cornare ni el Municipio pararon la construcción de la planta?, preguntó.

La comunidad tiene sus reservas por ser una empresa de productos químicos y por el ruido que pueda generar.

La procuradora Provincial del Oriente, Ángela Giraldo, dijo que recaudará todas las pruebas para evaluar la posible responsabilidad de los servidores públicos que otorgaron permisos y licencias, por acción u omisión. “Tenemos directrices de agilizar procesos que afecten la comunidad y el medio ambiente”, dijo.

Tras una revisión al expediente que otorgó la licencia de construcción de la planta a Nopco, el alcalde de Marinilla, Gildardo Hurtado, advirtió que no se solicitó ni expidió para uso específico alguno, “simplemente el genérico de industrial”.

El 6 de septiembre de 2011 -añadió- se expidió por Planeación el certificado de ubicación para establecimiento, “con la advertencia de que pudiéndose permitir, es uso con el carácter de restringido y que por tanto debía presentarse un estudio de impacto ambiental…”.

El personero, Edgar Villegas, pidió revocar los actos administrativos que otorgaron la licencia de construcción y a Cornare “que niegue la licencia ambiental al violar el interés colectivo”.

La religiosa franciscana Adela María Duque anotó que en la zona de influencia de Nopco se afectan los espacios de recreación y esparcimiento de cinco instituciones.

Frente a por qué Cornare no ordenó parar las obras de construcción, el director, Carlos Zuluaga, afirmó que la responsabilidad de estas licencias es del Municipio y precisó que conoció del proceso el 28 de diciembre, cuando Nopco solicitó formalmente licencia ambiental.

Mientras se evaluaron los documentos, se hizo el reparto y la visita -dijo- pasó un mes, y a partir de allí se conoció del proceso que se iba a dar y verificar en qué iba. “La construcción se había dado y lo que hemos garantizado es que no exista actividad, porque no tiene licencia ambiental”, dijo.

NO HEMOS VIOLENTADO NORMAS: NOPCO

El representante legal de Nopco, José María Gutiérrez, dijo que se les ha condenado sin ser escuchados, y que “no hemos hecho nada a espaldas de ninguna autoridad”. Afirmó que por planeación estratégica se definió la ampliación de la planta porque ya tiene 50 años y no cumple los estándares internacionales, en el reto de fabricar los productos a empresas de España y Alemania, para distribuirlos en Suramérica. Defendió que han operado en Bello sin problemas y presentó una prueba por escrito de la Federación Nacional de Cafeteros, que “produciendo y almacenando café de exportación han tenido la cercanía de la planta sin problemas”.

Cornare tiene cinco días para sacar el acta y los informes de la audiencia para evaluarlos. El director está convencido de que antes de 30 días se tiene que tener una respuesta frente a la licencia.

Fuente: El Colombiano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: