Sobrecostos del predial rural en Rionegro se debe a atrasos de siete años: Planeación

La administración municipal justifica el proceso, afirma que consulta la realidad de los predios, pero atiende los reclamos.

El dueño dice que no ha podido vender este lote en 300 millones y el valor catastral le llegó por 552 millones. / Foto: Róbinson Sáenz.

El secretario de Planeación de Rionegro, Jorge Alberto Urrea, defendió la actualización catastral y justificó que los valores elevados del predial se deben a un retraso de siete años en ese proceso, en los que no se había incorporado la realidad actual de los predios.

Recordó que, por ley, las actualizaciones se deben hacer cada cinco años para verificar el valor de las propiedades, acorde con unos parámetros que define la norma, que se manejan dentro del tema de lonja.

En 2011, explicó, se hicieron los estudios para la actualización a nivel rural, y ya estaba en vigencia la Ley 1450, que es el Plan Nacional de Desarrollo, que plantea en sus artículos 24 y 25, y demás componentes frente al tema de avalúos, que el valor catastral no puede ser inferior al 60 por ciento del precio comercial.

Urrea planteó que es cierto que predios que registraban valores equis, frente al nuevo avalúo pueden presentar porcentajes del 300 o 400 por ciento de aumento, pero dijo estar seguro que no hay una superación de ese 60 por ciento del valor comercial.

Ante el camino que queda a quienes consideran lesionados sus intereses, explicó que tienen todos los recursos para hacer la reclamación ante la Oficina de Catastro Departamental, la cual puede revisar esa valoración, y si la encuentra desajustada a una realidad que sea mayor al 60 por ciento con relación al valor comercial, se tendrá en cuenta, pero subrayó que son un porcentaje pequeño frente al total de predios.

Sobre por qué se contrató a la U. del Atlántico, dijo que la administración anterior hizo la convocatoria y decidió según las directrices de ley.

Como están las cosas no cree que se requiera un proceso de revisión general, porque en las que se han hecho, dijo, los valores no están desfasados de la realidad.

Llamó la atención que en Llanogrande ya existe metro de tierra que supera los 300.000 pesos y hay ejemplos concretos en ese sector y en la autopista a Bogotá, donde los precios son elevados por sus potencialidades frente al desarrollo.

Y en contraste, citó casos donde la misma gente se acercó a decir que era injusto el valor. “Consideraban que era más prudente tributar un valor mayor frente al fijado por la Administración en este proceso”.

Urrea también admitió que hay algunos predios que pasaron de 14 millones a valores de 800 millones de pesos. ¿Y qué pudo haber pasado? Comentó que antes se tenía una situación irreal frente al verdadero valor comercial del predio, y sostuvo que aunque no participó en el proceso de reavalúo “las cosas se hicieron bien”.

Estimó que, de no hacerlo así, también se atropellan los intereses de la comunidad cuando no se lleva a cabo un ejercicio de la redistribución de la riqueza y el ingreso.

Fuente: El Colombiano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: