Sin dar los resultados esperados, Biofábrica de Semillas en El Carmen recibirá segunda oportunidad

La planta no ha dado la talla esperada, pero recibirá una segunda oportunidad. Está ubicada en El Carmen de Viboral, a 20 minutos del Aeropuerto José María Córdova. / Foto: El Colombiano.

La soledad que se pasea por sus instalaciones es una prueba de que la Biofábrica de Semillas, que desde octubre de 2006 funciona en el Oriente Antioqueño, iba rumbo al abismo.

Sus promotores, públicos y privados, invirtieron 6.200 millones de pesos y soñaron que los 4.600 metros cuadrados del lote, laboratorios e invernaderos emplearían directamente a 52 personas e indirectamente a 150; hoy, a la falta de pago de salarios desde enero de 2012 solo sobreviven cuatro personas. En teoría, puede producir 5 millones anuales de clones de plantas mejoradas; en la realidad, en cinco años y medio de existencia no acumula siquiera 2,5 millones de vitroplantas vendidas.

Aunque el balance es pobre, tendrá una segunda oportunidad para reivindicarse.

La empresa está avaluada en más de 18.000 millones de pesos y forma parte de los activos del Parque Tecnológico de Antioquia (PTA), la entidad que se irá a liquidación voluntaria, por falta de voluntad política para seguir adelante y por la desazón que frente a sus resultados tiene el gobernador de Antioquia, Sergio Fajardo Valderrama.

De los 28 dueños de la Biofábrica solo quedaría uno, la Gobernación de Antioquia, que la seguirá operando a través de la Secretaría de Agricultura. A su titular, Diego Miguel Sierra Botero , la biotecnología le es familiar, pues fue director de la Corporación de Investigaciones Biológicas (CIB). Él sabe que 5 millones de vitroplantas al año son un tesoro, pues dan, por vía de ejemplo, para sembrar 3.000 hectáreas de banano; valora el actual negocio de maquila de flores para holandeses, israelíes y alemanes; cree que se puede avanzar en alianzas con gremios del sector agrícola y está dispuesto a usar la empresa para los programas oficiales de fomento a cultivos de plátano, forestales y plantas promisorias.

La reproducción que allí se logra es alucinante. De las mejores especies se toma una yema o rebrote y se le reduce a un meristemo o célula que posee toda la información genética de la planta.

De un solo meristemo salen 400 plantas. En flores, se logran hasta 3.000 “copias”. El rey de los clones es el anturio, que, dice el director de la Biofábrica, José Diego Osorio Chica , puede clonarse las veces que se quiera, sin que se presenten malformaciones.

Es de las mejores: SAI
Lo que más se reproduce en la Biofábrica es el crisantemo, por ser el Oriente Antioqueño la zona de mayor producción nacional de esta variedad de flor y también por ser la más apetecida.

Uno de los últimos “descrestes” de la Biofábrica es la clonación de la paulownia. A los dos años el árbol ya se puede usar para elaborar pulpa de papel; a los 7 años tiene 30 metros de altura y puede talarse, él mismo se regenera y aguanta hasta 10 cortes más en su vida. Es un negocio promisorio, pero se recomienda mirarlo con cautela.

Según Osorio Chica, este año se podrían comercializar 250.000 clones de paulownia, que se suman a 30.000 que están en fase de evaluación en los Llanos, la Costa Atlántica, el Magdalena Medio, la Ceja, Sopetrán y el Retiro.

Uno de los empresarios que le apuesta al “árbol maravilla” es Álvaro Villegas Moreno , quien como presidente de la Sociedad Antioqueña de Ingenieros y Arquitectos (SAI) lanzó el pasado 29 de junio un público y solitario S.O.S. por la Biofábrica, de la que afirmó, “ha sido la admiración de quienes hemos podido conocer los beneficios que aporta a la tecnología y a la producción e investigación agrícola”. También destacó que los países que han recibido las especies vegetales allí producidas, “se han admirado de que Colombia esté, en esta materia, a la altura de los más avanzados del mundo”.

Para Alfonso Monsalve Solórzano , exgerente del PTA, la Biofábrica es un centro de investigación, desarrollo tecnológico e innovación estratégico para Antioquia. En su opinión, las universidades deberían vincularse de lleno, con sus laboratorios y grupos de investigación.

“En resumen -anota el exgerente del PTA- debería mantenerse la investigación y no convertir la Biofábrica en un invernadero. Tengo confianza de que así sea”.

PARA SABER MÁS

COMFENALCO SE VE COMO EL COMPRADOR NATURAL DEL RECINTO DE QUIRAMA

El Recinto de Quirama sede Comfenalco Antioquia, es otro de los activos del PTA que será salvado de la liquidación. El hotel y centro de convenciones es gerenciado por Juan David Jaramillo Velásquez, quien afirma que en el último año se hicieron allí remodelaciones por 3.000 millones de pesos.

El complejo está situado en El Carmen de Viboral, en el kilómetro 5 de la vía que va de Rionegro a La Ceja. El lote es de 12,7 hectáreas y está avaluado en 9.470 millones de pesos. A ello se suman los 3.090 millones de la construcción y 3.500 millones de los equipos. Tiene un centro de convenciones para 400 personas y seis salas alternas, para 300 personas.

Cuenta con 126 camas, en 53 habitaciones, de las cuales se remodelaron 15, incluyendo dos que se adaptaron para personas con limitaciones físicas.

Nueva también es la cocina y la panadería y en pocos días se abrirá el café Lejos del Nido. El restaurante se amplió con un deck, elevando la capacidad total a 270 personas.

De planta cuenta con 24 empleados, a los que se suman 20 en temporada alta y eventos especiales.

Las tarifas comienzan, para no afiliados, en 136.600 pesos por persona y para afiliados en 104.000 pesos, en planes que incluyen alojamiento, seguros y alimentación.

CLAVES

EN LA BIOFÁBRICA LA MANO DE OBRA ERA MAYORITARIAMENTE FEMENINA

 1. Los mayores clientes de la Biofábrica de Semillas son floricultores nacionales e internacionales e hibridadores de Alemania, Israel y Holanda.

2. Allí se consiguen plantas entre 550 y 1.200 pesos. La compra mínima es de 1.000 unidades. Todo se trabaja bajo pedido.

3. El 98 por ciento de los trabajadores era de la región. El 47 por ciento era del Carmen de Viboral y la mayoría era mujeres cabeza de familia.

4. Parte de los terrenos de la Biofábrica se podrían vender para un desarrollo inmobiliario. Una porción del dinero entraría al capital de trabajo.

Fuente: El Colombiano, http://bit.ly/M8MDEy

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: