Viviendas que fueron afectadas por la ola invernal acaecida entre los años 2010 -2011, han sido intervenidas por la Caja de Compensación Familiar de Antioquia, Comfama, en varios municipios de Antioquia. 

A pesar de que algunas viviendas fueron reparadas a finales del año pasado, luego de los daños causados por la ola invernal del 2011, de nuevo en el Oriente antioqueño algunas corren el riesgo de caerse por la nueva temporada de lluvias.

 

Como parte de sus ejes de acción, la Caja de Compensación Comfama viene desarrollando trabajos de reparación de viviendas en las distintas subregiones de Antioquia afectadas por la pasada ola invernal. Este proyecto, enfocado en recuperaciones de daños menores, hace parte de un convenio establecido entre Colombia Humanitaria y la Gobernación de Antioquia para intervenir las zonas que tuvieron gran afectación de sus casas.    

Hasta la fecha, según informa Colombia Humanitaria, se han reparado 5.428 viviendas afectadas por el invierno en el departamento, pero se espera que se llegue a un total de 8.095.

Una de las subregiones que ha venido presentando mayores dificultades en cuanto a caída de banca, derrumbes, inundaciones de terreno y averiaciones de construcciones es la del Oriente. Allí, en doce de sus principales municipios, acaba de concluir la ejecución de reparación y de mitigación de riesgo dentro de de las casas afectadas. “Las familias cobijadas con el programa han sido aquellas que se encuentran registradas en el censo del Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, y que además no se encuentran en zona de alto riesgo”, indicó el subdirector de Vivienda y Obras de Comfama, Iván Rodrigo Asuad.

La intervención

Los trabajos adelantados por Comfama, denominados de menor cuantía, fueron avalados por la previa visita de un equipo de profesionales quienes elaboraron las fichas técnicas en las que se describió el estado físico de cada casa y el tipo de obras a realizar. Uno de los casos es el del municipio de Abejorral donde en 170 viviendas se hicieron arreglos en tejados, tuberías, muros y electricidad, hasta hace tres semanas. En total esta caja de compensación familiar tuvo a su cargo la reparación estructural de 691 viviendas en toda la subregión del Oriente antioqueño.

Hay que anotar que se destinó $1.500.000 para cada vivienda, dinero del cual se debía sacar el 30% para gastos administrativos y utilidades. De esta manera tan sólo se logró invertir un poco más del millón de pesos en pequeños daños”, explicó Gustavo Andrés Marín, secretario de Planeación de Abejorral.

“En dicho proyecto de rehabilitación no se permitió la entrega de dinero en efectivo o en materiales a las familias afectadas, ya que el subsidio debía estar representado en obra ejecutada”, informó Marín.

Proceso de intervención

Gustavo Díaz, supervisor del proyecto, explicó que un grupo de profesionales, entre ellos asesores de obra, supervisores e interventores se encargó de realizar las visitas para verificar las viviendas afectadas y de crear fichas con la descripción exacta de lo que se debía reparar. Gracias a que el desembolso del dinero fue tardío, se generaron controversias en torno a quiénes debían ser beneficiados y quienes no, pues en el momento de la entrega del dinero al Dapard como contratista, algunas viviendas estaban más afectadas, mientras otras ya habían sido reparadas por sus dueños. En ambas situaciones fueron sacadas de la lista de posibles beneficiarios.

Algunos de los municipios intervenidos y el número de viviendas son: Rionegro 28, San Carlos 105, San Rafel 87, San Vicente 33, Argelia 19, La Ceja 31 y Nariño 3.

 

Tomado de: El Mundo, http://bit.ly/Jn4Z7v